Edificios seguros gracias a perros abandonados guardianes

Edificios seguros gracias a perros abandonados guardianes

Su nombre es Vladimir y lleva su collar con identificacion en el Museo de Orfebrería de La Habana. Es uno de los perros que viven en los edificios públicos de La Habana. Esta iniciativa extendida por la ciudad acoge en edificios públicos a perros abandonados a cambio de que velen por la seguridad del lugar. Además esta patrulla canina recibe comida y cobijo.

Más de una decena de instituciones gubernamentales, desde el Banco Central de Cuba hasta un baño público, han acogido a perros callejeros en los últimos años, asignándoles identificación oficial y casa, además de otorgarles cuidados médicos todo el año y protección de la perrera de la ciudad, indicaron autoridades de protección animal.
Es una iniciativa local que funciona desde hace muchos años con gran éxito.

¡Fantástica acción para salvar a los perros callejeros!

Related stories